¿Por qué debo dejar trabajar a mi Community Manager?

«Es que nadie mejor que yo sabe cómo llevar el Facebook»

¿Te suena esta afirmación? Si te suena tenemos un problema, pero para tu tranquilidad tiene solución. Las empresas crecen y van incorporando a personas que gestionen la comunicación digital y sus redes sociales. Los llamados Community Managers son ahora Social Media Managers (por no entrar en el mundo del Big Data), puesto que abarcan no sólo la gestión de los contenidos sino que, también, la estrategia digital.

A lo largo de mi carrera me he encontrado con empresas desencantadas con la figura de estos profesionales debido al alto grado de intrusismo que, como consecuencia, desemboca en malas praxis. Esta nueva especialidad no es más que la conversión natural de expertos del marketing, del periodismo o de la comunicación en general al ámbito digital. Ciberperiodismo, cibercomunicación o marketing digital. Y como en todos los sectores, el éxito de tu estrategia dependerá, entre otros factores, de que contrates a un profesional o a una persona que hábilmente se ha buscado «las castañas» en Internet como una salida laboral (respetable).

Dicho esto, pasamos al segundo problema. Tú. Si tú. El ser usuario y tener un perfil de Facebook no implica ser experto en Facebook. Pongamos un ejemplo práctico: cuando vas a la peluquería tienes claro qué corte o color quieres darte, pero siempre te dejas asesorar por la o el peluquero, porque nadie mejor que él/ella, que tiene tu confianza, para guiarte. Si el resultado te gusta vuelves aunque siempre tienes en cuenta que a veces «los peluqueros cortan más de lo que querías, pero el pelo, por suerte para algunos/as vuelve a crecer». Es norma aceptada por todos que el error es condición de humano.

Pues con las redes sociales pasa lo mismo. La persona encargada de tu estrategia digital es la experta y la que te va a asesorar para que tu marca no sólo esté bien posicionada sino para que la imagen que dé de tu empresa vaya acorde con los valores de la misma. Esto no quiere decir que tenga independencia total. La estrategia de comunicación de tu empresa siempre debe estar justificada, coordinada y aprobada por la dirección de la empresa. Pero eso de que tú, como jefe/a, publiques contenido en Facebook cuando te apetezca es como que (volviendo al símil) mientras el peluquero te corta el pelo, le quites las tijeras para retocarte las puntas o el bigote.

En definitiva:

1-Contrata a un profesional para tu comunicación (online/offline)

2-Haz briefings una vez en semana para seguir la evolución de la estrategia

3-Dialoga, delega y confía: zapatero a sus zapatos.

You may also like

Leave a comment